cuidadosdelapielpreboda

¡NOS VAMOS DE BODA!

por Pilar Alamillo- Farmacéutica
¡NOS VAMOS DE BODA!

“La naturaleza te da la cara que tienes a los veinte años. Depende de ti merecer la cara que tienes a los cincuenta”.

Coco Chanel


Reconócelo, nunca antes te habrías imaginado todo lo que viene detrás de un “Sí quiero”. A medida que van pasando los días después de la famosa pregunta “¿quieres casarte conmigo?” y te pones manos a la obra, es cuando te das cuenta de todo lo que hay que hacer… Empezando por la lista invitados, cerrar una fecha, encontrar el sitio que te gusta y que esté disponible, elegir un fotógrafo que inmortalice todos los momentos de ese gran día, buscar un DJ para que no decaiga la fiesta, el vestido de novia o las invitaciones, y terminado por la decoración, flores o la elección del ramo de novia. Por no hablar de todo lo que aprendes por el camino, como qué es una minuta, el seating plan, un misal o los cubretacones.
Entre tanta organización, ¿te has parado a pensar en cómo cuidar tu piel y sacarle el mayor partido? Dedicamos mucho tiempo y esfuerzo a cosas que apenas duran 1 día y no damos importancia a otras que nos acompañarán toda nuestra vida, como es la piel.


Muchas nos preguntáis qué es lo que hay que hacer para tener una piel bonita o cuál es la mejor rutina de belleza. La respuesta siempre es: “Aquella que vayas a realizar", pues de nada sirve recomendaros 8 productos cuando realmente los que vais a usar son 3. Hay tantas pieles como personas y por eso es importante diseñar una rutina adaptada a tus preocupaciones y necesidades.

No obstante, en Skinfinity, tenemos unos imprescindibles que no pueden faltar en la rutina de cuidado facial y menos de una novia:

- Limpieza: ya sea en jabón, gel, leche limpiadora, bálsamo o aceite, limpiar la piel es el primer paso que no puede faltar en una rutina de belleza. Y además hay que limpiarla día y noche. La falta de limpieza puede dar lugar a una piel más apagada, a la obstrucción de poros e incluso a la aparición de granos.

- Contorno de ojos: una de las primeras zonas en delatar nuestra edad, ritmo de vida o incluso nuestro estado de ánimo, requiere sin duda el uso de productos desarrollados específicamente para esta zona tan delicada. Las bolsas, ojeras o arrugas son las preocupaciones más comunes.

- Hidratación: dependiendo del tipo de piel que tengas será una u otra crema, pero la hidratación es la segunda clave para conseguir una piel bonita y luminosa, fortalecer la barrera cutánea para evitar del daño causado por agentes externos y mantener su función protectora.

- Protector solar: el sol, tan necesario como perjudicial. El exceso de exposición solar es uno de los mayores responsables de la aparición de los signos del envejecimiento de manera prematura. No te dejes engañar y protégete de los rayos UV. Detrás de ese bonito bronceado y tono moreno que tanto favorece, se esconden otras cosas que no te gustarán tanto, como manchas, arrugas más profundas o flacidez.


Por supuesto, esta rutina deberás llevarla a cabo todos los días. Ahora bien, si te vas a casar, nuestro consejo es ir un paso más allá e incluir en tu rutina de belleza uno o dos productos extra, que antes no utilizabas y que se van a convertir en imprescindibles. Los beneficios que experimentarás en la piel serán mayores y el esfuerzo merecerá la pena. Notarás la piel mucho mejor.

Somos firmes defensoras de sumar a tu rutina de belleza alguno de los siguientes productos:


- Exfoliantes: realizan una limpieza más en profundidad, revelan una piel más luminosa, eliminan células muertas superficiales y aceleran el proceso de renovación celular. Hay distintos tipos según su formulación: físicos, a base de ácidos o enzimáticos, solo hay que encontrar el que le va bien a tu tipo de piel.

- Sérums: son mucho más concentrados en principios activos y tienen mayor capacidad de penetración que las cremas. Están diseñados para combatir aquello que más te preocupa: antiarrugas, antimanchas, luminosidad, reafirmantes, rojeces, etc.




- Mascarillas: aunque solo sea por los 20-25 minutos que tienes que estar tumbada y relajada, merece la pena incluir este producto en rutina. Tómate un respiro, no pienses en nada y transcurrido el tiempo de la mascarilla comprueba los resultados por ti misma.



- Dispositivos de belleza: la clara tendencia en el sector de la cosmética es incluir en nuestra rutina, accesorios para el cuidado facial que potencian los beneficios de los cosméticos. Se utilizan tecnologías como pulsaciones, termoterapia, crioterapia o luces LED para conseguir unos resultados que no podríamos conseguir solo con el uso de productos.

¿Cuál de todos ellos va a ser el elegido para introducir en tu rutina? Si no sabes por cuál decidirte y necesitas que te aconsejemos, no dudes en ponerte en contacto con nosotros a través del chat, teléfono o email. Si lo que buscas es una rutina completa, rellena nuestro Skintest y te enviaremos la selección de productos que estás buscando, totalmente personalizada y adaptada a tus necesidades.


Y recuerda que la piel tiene memoria, cuídala para el día de tu boda y siempre.

Dejar un comentario
Deja su comentario
Por favor haz login para publicar un comentario.

Menú

Ajustes

Crear una cuenta gratuita para guardar tus favoritos.

Registrarse

Crear una cuenta gratuita para usar listas de deseos.

Registrarse